Año 1907. Habían pasado 10 años y todavía cuando observaba a Ramón sus pupilas se dilataban, sentía que el estómago se le encogía, los orificios nasales se dilataban, la respiración…
Seguir leyendo