Recuerdo a mi abuela como una mujer estricta y seria. No recuerdo que me dirigiera nunca una frase cariñosa. Siempre la quise y admiré su forma de moverse, de hablar,…
Seguir leyendo